5 Señales de que necesita un ERP

22/10/2019
¿Cuándo es un buen momento para adquirir un ERP? Aquí presentamos algunas señales infalibles que indican que su empresa necesita un sistema ERP.

1. Su crecimiento empresarial lo llevó a la desorganización

Al principio es frecuente ir desarrollando y darle forma a la empresa “al vuelo”, es decir, a medida que van surgiendo la necesidades.

La administración de la empresa de manera artesanal puede funcionar bien al principio pero resulta poco escalable y no es sostenible cuando la empresa alcanza un tamaño considerable.

No hace falta llevar a ser una gran corporación para llegar a ello, pues con los primeros signos de desorganización, falta de colaboración, o errores que se hacen cada vez más frecuentes, se puede llevar saber que la empresa necesita reorganizarse.

Las anotaciones en cuadernos o los recordatorios de agenda ya no son manejables y administrar la empresa se vuelve cada vez una tarea más compleja.

La contabilidad, la administración de recursos humanos, las ventas, la gestión de cadena de suministro y otros procesos se ven colapsados porque hay una fuerte desintegración de la información.

Tomar decisiones se hace cada vez más difícil porque la información está dispersa o están en sistemas dispares y desconectados entre sí. La necesidad de un sistema integrado de gestión ERP se hace evidente y es el elemento faltante para que su empresa pueda alcanzar ese crecimiento potencial.

2. Las planillas Excel ya no resultan suficientes

La mayoría de las empresas no solo usan Excel, sino que lo abusan. Parece buena idea empezar a gestionar las operaciones contables y financieras con hojas de cálculo, pero es muy frecuente ver ćomo se sale de control.

Excel tiene sus límites y es muy fácil crear un caos. Si actualmente lo está usando sin muchos inconvenientes, le aseguro que tarde o temprano será un dolor de cabeza.

Otro error frecuente es que se tiene sistemas distintos para diversos procesos. Un sistema para la contabilidad, otro para la administración de recursos humanos, otro para el control de stock. Ciertamente esto puede ser mejor que administrar la empresa con Excel, sin embargo, integrar la información es una tarea sumamente difícil. Por eso, lo más recomendado es un utilizar un único sistema para todo.

3. No tienes fácil acceso a los datos sobre tu negocio

Tener información precisa en tiempo informa es clave para tomar decisiones estratégicas. No tenerla puede representar pérdida de oportunidades de negocio y de crecimiento de la empresa.

Al momento de tener que tomar una decisión de negocio importante, si no tiene un sistema de gestión integral, necesita combinar información de distintas fuentes para recolectar los datos y tener informes generales.

Seguramente ya has constatado que esta es una tarea que consume mucho tiempo y esfuerzo, que puede tomar horas o incluso días.

Lo que se necesita es una forma ágil de acceder a la información en cualquier momento. Tener informes del estado financiero en tiempo real, estado de inventario, tableros de control para ver en un vistazo el estado general de la empresa.

Esto es básicamente Inteligencia de Negocios y se logra fácilmente con un ERP.

4. La gestión contable y financiera de tu empresa es ineficiente

Uno de los signos más claros de que tu empresa necesita un ERP tiene su origen en el área contable. Si las personas crean facturas, órdenes de venta, seguimiento de saldos pendientes, todo en papel o en diferentes sistemas de contabilidad o facturación, debe considerar seriamente cuánto tiempo está perdiendo en tareas donde un ERP puede gestionarlo fácilmente.

Asimismo, sin una fuente general de datos actualizados, el área financiera es incapaz de detectar ineficiencias o de planificar correctamente los recursos.

5. Tu nivel de servicio a clientes ha disminuido

A medida que las ventas y clientes van aumentando, se hace cada vez más difícil manejar el inventario y tener una buena calidad de servicio a los clientes.

Cuando el departamento de ventas no cuenta con información real y actualizada del almacén, se puede generar muchas inconsistencias de ofrecer productos que no se tiene en stock, se presupuesta un precio erróneo o simplemente se dejan de ofrecer productos.

Esto no solo tiene un impacto negativo internamente, sino que al final causa una mala sensación al cliente y por lo tanto una igualmente mala reputación para la compañía.

Si desea asegurarse de cumplir con las expectativas de sus clientes tendrá que depender en gran parte de una buena gestión de la cadena de suministros (SCM), de tener un buen control de stock que incluso el departamento de venta pueda conocer.

Un sistema de gestión ERP lo ayuda con estos procesos de negocio, está diseñado para eso (y más).

Conclusión

Las señales son claras. No necesita esperar a que llegue el caos para empezar a tomar cartas en el asunto. Cualquier momento es posible, pero lo mejor es anticiparse a los hechos.

Un sistema ERP puede traer alivio a su organización. Implementar un ERP muchas veces trae consigo un cambio organizacional.

Podemos ayudarle a saber si un sistema ERP es lo que necesita.

Compartir:

Solicitar Presupuesto

Por favor ingrese los datos de su empresa para recibir un presupuesto, acceder a una prueba del sistema o recibir más información.

¡Su mensaje ha sido enviado!
Upps! Algos salió mal. Por favor, intente de nuevo.